Cirugía de nariz

CIRUGÍA DE NARIZ
En la mayoría de las mujeres la nariz es más pequeña y fina en comparación con la de los varones. Las diferencias se presentan en varias partes como en el tamaño del dorso, los orificios nasales, la punta, incluyendo el ángulo que se forma al toparse con la frente que en el caso de las mujeres es más abierta.

Para remodelar y feminizar la nariz, el cirujano accede a los huesos y cartílagos a través de los orificios nasales. En la mayoría de casos se realiza un limado, tanto del dorso y los costados del tabique nasal, así como pequeños cortes de los cartílagos que afinan la punta. En el caso de los pacientes que presentan orificios nasales muy anchos, es recomendable una reducción de las aletas de la nariz, realizada por medio de dos pequeños cortes. Se afirma que la nariz representa la cuarta parte de la armonía facial y para darle una nueva forma el médico tendrá en cuenta el conjunto de las proporciones del rostro para modificarla.

Este procedimiento se realiza en un trabajo de cirugía interdisciplinaria, con la parte de otorrinolaringología, cuya labor será preservar la funcionalidad de la nariz (respirar). Si se da el caso que la paciente presenta problemas previos de respiración, ocasionados por algún defecto nasal, el cirujano aprovechará la misma operación para corregirlo, este tipo de intervenciones sólo debe ser realizado por un especialista bien entrenado.

Anestesia Hospitalización y Recuperación

La anestesia puede ser general o local. Luego de la intervención sólo es necesario un breve descanso en la clínica, pudiendo regresar en pocas horas a tu domicilio. La molestia que se presenta con más frecuencia en una rinoplastia, es la respiración por la boca, ya que las fosas nasales se encontrarán tapadas por gasas que el médico coloca para evitar hemorragias e infecciones. Por otro lado, un pequeño yeso cubrirá tu nariz los 10 primeros días.

El dolor depende de cada persona, algunas no lo sienten. Es aconsejable consumir una dieta blanda los primeros 2 días y realizar poca actividad física. Si no te importa que te vean con el yeso en la nariz, puedes retornar al trabajo al cabo de una semana después de haber sido operada. Transcurridos diez días desde la operación, el médico retirará el yeso y notarás tu nariz hinchada que día tras día se irá desinflamando y en unos seis u ocho meses observarás un resultado final.

Complicaciones

Las complicaciones que pueden presentarse son las siguientes:

Infecciones.- Todos nuestros pacientes son medicados con los respectivos antibióticos de acuerdo con el tipo de cirugía, como prevención ante cualquier tipo de infección, reduciéndose así al mínimo las posibilidades infecciosas del procedimiento

Reacciones a la anestesia.- Todos los pacientes son sometidos a un control pre-operatorio, realizándoles controles cardiológicos, neumológicos, radiológicos, así como análisis de sangre y orina los cuales reducen las posibilidades de que se presenten irregularidades durante o después de la intervención quirúrgica

Asimetrías.- Debido a la experiencia de nuestros médicos y a la precisión de los diagnósticos, la presentación de estas complicaciones son poco probables y corregibles.