Orgullo LGTB. La batalla de la identidad.

Orgullo LGTB. La batalla de la identidad.

Distintos estudios antropológicos afirman que la homosexualidad existe de forma universal en la cultura humana y se ha observado su presencia tanto en pueblos primitivos como en otros altamente desarrollados. A finales del siglo XIX y durante el siglo XX comenzaron a desarrollarse los  movimientos de liberación gay, cobrando una mayor importancia a partir de la década de los sesenta.

Con la liberación de las mujeres, la aparición de los hippies y la búsqueda de la igualdad de las razas y culturas, los homosexuales consideraron que era hora de “salir del closet” y tener derechos.

Apesar de que en México se han creado leyes para combatir la discriminación (2003) y en dos entidades federativas, el Distrito Federal y Coahuila, han legalizado las uniones civiles de homosexuales (2007), día a día la misma sociedad sigue negando la igualdad a estos miembros de la sociedad.

 

¿Podrías imaginar que parte de tus esencia sea prohibida en tu sociedad?

No solo en la adolescencia sino en toda nuestra vida, el ser humano vive constantemente preguntándose “¿Quién es realmente en la vida?” Salir del closet es un logro personal que la comunidad LGTB vive desde inicio, pero puede llegar a ser una dificultad personal ante la sociedad, siendo que esto debería ser un motivo para acercarse a los demás.

 

¿Qué hay de la sociedad Transgénero?

Siendo ellos los más vulnerables en la sociedad pro discriminación, no cuentan con un acceso a la identidad fácil. Su batalla pasa desde el encuentro personal, el m omento de reconocer quien es y por que se siente diferente. Ante la sociedad, la cual se puede encontrar en familia, sociedad y las instituciones que están a nuestro servicio, entre eso, la batalla legal por ser reconocido por quien tu eres.

No en todo México existen leyes que protegen la diversidad sexual o una ley de identidad de género. La producción de un documento legal llega al grado de demanda, debido a las dificultades presentes aún en nuestra sociedad.

 

¿Es justo vivir de esta forma día a día?

La ley de nuestro país dice:

Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”

Una idea descabellada para algunos puede ser un modo de vida vital para otros, como personas y miembros de una sociedad es esencial seguir con una simple idea: el respeto al derecho es la paz ¿no?

¿Estás haciendo tu parte como miembro de la sociedad justa?

Por mi parte, es un placer ofrecer hacer el sueño de muchos realidad por medio de la cirugía plástica. Mostrando que un procedimiento estético no solo cumple con las normas de belleza, sino a encontrarse con uno mismo.

Compartir este artículo

Escribe un comentario

Your email address will not be published.