¿Qué diferencias faciales hay entre un hombre y una mujer? Feminización Facial

¿Qué diferencias faciales hay entre un hombre y una mujer? Feminización Facial

La conocida transición de sexo de Caitlyn Jenner (conocida antes como Bruce) ha provocado y aumentado las cirugías de feminización facial. La estrella ganadora de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, Jenner, fue noticia en junio cuando mostró su nuevo “look” en la portada de la revista Vanity Fair. Se rumoreó que se había realizado varias cirugías de feminización facial.

La feminización facial se enfoca en las facciones que típicamente distinguen las caras femeninas de las masculinas. Algunos estudios muestran que determinamos el sexo de una persona al mirarle a la cara en una milésima de segundo. Dichas facciones son:

El mentón: El mentón en los hombres suele ser mucho más ancho y largo que el de las mujeres que tiende a ser más fino y puntiagudo.

La mandíbula: La mandíbula de los hombres es también mucho más ancha y tiende a ser cuadrada que en el caso contrario de las mujeres que es más redonda y delgada.

La nariz: La Nariz de una mujer en la mayoría de los casos son menos prominentes y menos angulares que en el caso contrario de los hombres.

La frente: La frente, no siempre pero en las mujeres se nota mucho más pequeña y con más cabello en esa zona a diferencia de los hombres que suelen tener más grande la frente y con más entradas.

 

rostros

Otra característica distintiva de los hombres es la nuez, que se puede reducir. La feminización facial incluye también la cirugía de tejidos blandos como el lifting de cejas, el lifting de cuello, la cantopexia (dar forma a los ojos), implantes de pómulos y aumento de labios, además de tratamientos como bótox, rellenos y otros tratamientos. No se tienen que realizar todos ellos. El cirujano le ayudará a elegir lo más adecuado a sus necesidades.

La feminización facial incluye la reconstrucción de los tejidos duros de la cabeza, cara y mandíbula. Este tipo de cirugías son realizadas por un cirujano plástico, estético y reconstructivo.

Compartir este artículo

Escribe un comentario

Your email address will not be published.